Psicólogo para superar el miedo al rechazo

El miedo al rechazo es un temor profundo e intrínseco asociado con la percepción de no ser aceptado o valorado por los demás. Es una respuesta emocional intensa que puede afectar significativamente la calidad de vida, las relaciones interpersonales y el bienestar emocional de una persona. Aquí se detallan aspectos relacionados con el miedo al rechazo y cómo se puede abordar.

Terapia psicológica para miedo a ser rechazados

El anhelo de aceptación es intrínseco al ser humano, pues es a través de los lazos interpersonales que configuramos nuestro ser. Este intercambio de cariño y reconocimiento no solo es benéfico para nuestra psique, sino que también cimenta nuestro amor propio. Por ello, enfrentar el ostracismo social puede resultar extremadamente doloroso, desencadenando respuestas emocionales severas, que varían desde la enojo hasta el desaliento.

En las sesiones de psicología para miedos y fobias de psicolgiamariapalau, hemos observado, que muchas veces, cuando el deseo de ser aceptado se magnifica, surge un temor profundo y arraigado al rechazo social, el cual, en situaciones extremas, puede evolucionar en una fobia. Se calcula que un 3-13% de la población global padece de fobia social.

¿Qué es el miedo al rechazo?

Este temor comúnmente aflora cuando un individuo siente que está en riesgo de perder la validación de una persona valiosa para él. 

Al concebir que alguien crucial en nuestras vidas puede no respaldar nuestras acciones, emociones o pensamientos, el pavor a perder su estima y deteriorar de manera irreversible la relación se intensifica. 

Evidentemente, experimentar la pérdida de valoración, cariño y/o aceptación es interpretado como una amenaza a nuestra integridad personal, generando ansiedad

Cuando nos exponemos repetidamente a estas situaciones, cultivamos un miedo intensificado al rechazo social, pues probablemente, para entonces, nuestro amor propio haya sufrido. 

Al vernos privados de confianza en nuestras habilidades, creemos que somos indignos de valoración, temiendo la humillación y la soledad.

Es crucial entender y enfrentar estos miedos, pues una autoimagen sólida y relaciones interpersonales saludables son pilares fundamentales para nuestro bienestar psicológico y emocional. 

La comprensión y la intervención temprana pueden prevenir consecuencias severas y duraderas en nuestra vida emocional y social.

ayuda miedo al compromiso

Nuestras Reseñas

Sergio Tarilonte Santos
Llevo varios meses en terapia online con María Arrizabalaga y solo puedo decir que estoy encantado. Gracias a poner en práctica todo lo que fui trabajando con ella, sesión tras sesión, puedo decir que he podido salir de una etapa oscura en la que no veía el final del túnel. A pesar de encontrarme bien ahora, sigo yendo porque me apetece seguir conociéndome a mí mismo y aprender a gestionar situaciones que me va poniendo la vida. María sabe escuchar muy bien, comprende mi intrincada mente y ha sabido ponerme en el camino correcto con las herramientas adecuadas. Siempre le estaré agradecido por todo lo que me ha ayudado.
Eva González Marcote
Durante los últimos meses, he estado trabajando con Rocío en sesiones de terapia, y ha sido una experiencia muy gratificante. Me ha permitido reorganizar mis pensamientos y encontrar claridad. En cada sesión, Rocío identifica con precisión los aspectos que requieren atención, lo que ha facilitado mi evolución personal de manera gradual pero significativa. Además, su habilidad para mantener las sesiones amenas ha hecho que el proceso sea aún más enriquecedor. Muchas gracias por vuestro trabajo! 🙂
Meritxell Donyate
Estoy muy contenta de haber encontrado el servicio de terapias online de Maria Palau y su equipo. Trabajo en remoto, y paso mi vida dividida entre dos puntos, por lo que el hecho de que la terapia sea online me facilita muchísimo la vida. Además estoy encantada con mi psicóloga Maria, desde el minuto uno me sentí súpercómoda con ella, me transmite mucha tranquilidad y seguridad, y con su ayuda y mi trabajo individual he notado mejora en pocos meses. No puedo más que agradecer el trabajo de este equipo y recomendarlas encarecidamente.
Maria Pilar Batet Jiménez
Un equipo de grandes profesionales!
Miguel In
Recomiendo absolutamente este gabinete. La primera sesión fue en noviembre de 2023 y desde entonces no he hecho más que mejorar. Esta mejora, no obstante, se la debo en especial a la psicóloga María Arrizabalaga, quien desde el primer día estuvo proporcionándome herramientas para poder avanzar. Su atención ha sido absolutamente adecuada, empática, agradable y profesional. En ningún momento me he planteado que la terapia no funcionara y, por otra parte, por primera vez he esperado con ganas el día de sesión para que siguiera ayudándome. Recomiendo cien por cien "Psicología María Palau" y, sobre todo, agradezco a María Arrizabalaga su atención.
Mireia Mollar Gumbau
Estoy enormemente agradecida por el trato adquirido y por los magníficos resultados que he conseguido. Estoy completamente satisfecha de la ayuda recibida y por supuesto gracias a Rocío por acompañarme en este camino. Poniendo de tu parte y siendo constante en cuanto al trabajo exigido, obtendrás resultados espléndidos como los que yo he alcanzado sin ser consciente de ello. No hay mayor regalo que adquirir por uno mismo conocimientos y aprendizajes que te sirven en el día a día. Si quieres puedes. Muchas gracias equipo. Felices fiestas. Una salutación.
fifi fernandez
Desde mi primera sesión ya sabía que era la mejor decisión que había tomado para mi...sólo palabras de admiracion y gratitud para ella y su equipo.
Sara Matias Marcos
Me paso por aquí porque me siento infinitamente agradecida a Rocío. La conocí por casualidad, qué suerte! Y decidí seguir con ella en su cambio. No sé cómo lo hace...pero estoy sanando la culpa enquistada que llevaba en mi 40 años. Gracias Rocío, por ser tan buena profesional y enseñarme a hablarme bonito☺️

Reserva tu sesión de Terapia individual de forma más fácil
en Psicologimariapalau

**Recuerda** antes de realizar el pago de tu sesión o pack de sesiones de terapia, indicar en la sección notas adicionales, si tienes algún tipo de preferencia con la hora o días que nuestro equipo puede comunicarse contigo. En caso de no haberlo hecho no te preocupes, nuestras especialistas se comunicará contigo en la mayor brevedad posible para hacer una primera llamada y establecer los horarios ue mejor se adapten a tu día a día.

1 Sesión de Terapia de Individual

60 minutos         55 € (Total: 55 €)

Pack de 3 Sesiones

60 minutos        52 € (Total: 156 €)

Pack de 4 Sesiones

60 minutos        48 € (Total: 192€)

Síntomas del miedo al rechazo

Al igual al acudir a un psicólogo para el miedo a la soledad, en las sesiones de terapia para el miedo al rechazo, comprender en qué contextos o momentos podríamos sentirnos excluidos y nuestra reacción ante tal percepción, es crucial para vencer esos temores y prevenir el distanciamiento social.

Primero, podríamos reflexionar sobre lo que implica para nosotros experimentar rechazo. Fundamentalmente, es un juicio personal, influenciado por nuestras vivencias y carácter. 

Para no quedar inmovilizados por el temor que el desprecio genera, es crucial estar alerta a ciertos indicativos que pueden señalarnos una elevación en nuestro nivel de angustia. Algunas manifestaciones de esto podrían ser:

  • Charlar de manera incesante con el objetivo de no ser vistos como monótonos.
  • Evadir la mirada del interlocutor.
  • Ofrecer respuestas breves o evasivas por el miedo a expresar algo que los otros consideren absurdo.
  • Adoptar comportamientos que nos otorguen sensación de control, como por ejemplo, invitar a un amigo a una reunión para tener una razón para no mezclarnos con los demás.
 

El sentimiento de rechazo puede provenir de distintas razones y manifestarse de varias maneras, dependiendo de lo que sea significativo para cada individuo. 

La reflexión personal y el autoconocimiento son herramientas valiosas para entender nuestros miedos y aprender a manejar las situaciones en las que nos sentimos vulnerables al rechazo, permitiéndonos construir relaciones más saludables y satisfactorias.

Psicólogo superar miedo al compromiso

¿Charlamos? Contáctame ➡

Si tienes algún tipo de duda sobre la terapia, tarifas u otros,  contacta sin compromiso para facilitarte la información que necesites

Los datos de carácter personal que consten en la consulta serán tratados por MARÍA PALAU BATET e incorporados a la actividad de tratamiento CONTACTOS, cuya finalidad es atender tus solicitudes, peticiones o consultas recibidas desde la web, mediante correo electrónico o telefónico. Dar respuesta a tu solicitud y hacer un seguimiento posterior. La legitimación del tratamiento es tu consentimiento. Tus datos no serán cedidos a terceros. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad: https://www.adelopd.com/ privacidad/psicologia-maria-palau

¿Charlamos? Contáctame ➡

Si tienes algún tipo de duda sobre la terapia, tarifas u otros,  contacta sin compromiso para facilitarte la información que necesites

Los datos de carácter personal que consten en la consulta serán tratados por MARÍA PALAU BATET e incorporados a la actividad de tratamiento CONTACTOS, cuya finalidad es atender tus solicitudes, peticiones o consultas recibidas desde la web, mediante correo electrónico o telefónico. Dar respuesta a tu solicitud y hacer un seguimiento posterior. La legitimación del tratamiento es tu consentimiento. Tus datos no serán cedidos a terceros. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad: https://www.adelopd.com/privacidad/psicologia-maria-palau
tratar miedo al compromiso

Consecuencias del miedo a ser rechazada

A la larga, vivir experiencias de rechazo puede deteriorar la percepción propia, disminuir la confianza en uno mismo y puede inducir a estados depresivos, sensaciones de fracaso y considerable inseguridad emocional.

Aquellos que temen ser rechazados podrían adoptar conductas sumisas o faltas de asertividad, o, al contrario, manifestar arrebatos de cólera, como resultado de reprimir sus pensamientos y no establecer límites adecuados.

De hecho, estudios indican que la sensación de posible rechazo puede impulsarnos a actuar de forma más hostil y egocéntrica, lo que se podría interpretar como un mecanismo de protección para evitar futuras exclusiones, pero que, en realidad, nos distancia más de los demás.

Además, experimentar el rechazo puede suscitar emociones tan abrumadoras que nuestro organismo las procesa como dolor tangible.

Meramente visualizar la posibilidad de ser excluidos puede producir desde problemas respiratorios hasta sensaciones de dolor agudo e hipertensión.

Si esta condición persiste durante extensos periodos, el individuo podría empezar a manifestar desórdenes psicosomáticos.

Objetivos terapéuticos

Los objetivos individuales se establecerán y conseguirán a través de las fases de terapia

Terapia Cognitivo-Conductual

Como ciencia, la terapia psicológica se basará en el método científico y en tratamientos empíricamente validados

Flexibilidad horaria

Sesiones que se adaptan a las necesidades y horario de cada cliente

Terapia psicólogica para combatir el miedo al rechazo

El miedo al rechazo es una emoción que todos experimentamos, pero no debería convertirse en comportamientos que nos impidan enfrentar ciertas circunstancias o individuos, conduciendo al aislamiento.

Hay momentos en que el temor a ser rechazados puede ser tan abrumador que se requiere de soporte profesional para superarlo.

En dichos casos, buscar asistencia es la estrategia más efectiva de prevención y autoconservación.

Si deseas aprender a gestionar situaciones que hasta ahora te han inmovilizado debido al miedo a ser rechazado, es el momento de actuar. ¡Contáctanos!

Todos anhelamos amor y sentirnos parte de una colectividad, la mera interacción no basta, requerimos de vínculos sólidos e interacciones gratificantes que confirmen nuestras emociones, acciones y posturas. 

Al enfrentar el rechazo, emergen sentimientos de soledad y tristeza, y, dado que son sensaciones incómodas, es natural querer eludirlas.

Posterior a experimentar rechazo, la mayoría de las personas entra en un “periodo de reflexión”, donde ponderan los eventos y definen los próximos pasos. Comúnmente buscan reintegrarse socialmente, logrando en muchos casos ser más comprensivos y sensibles. 

No obstante, algunos se retraen, intensificando su temor al rechazo, que se exacerba aún más con baja autoestima.

En numerosos casos, este temor se origina en la niñez, especialmente en experiencias traumáticas relacionadas con el rechazo. Algunas de las razones más habituales incluyen:

  • Puede que durante la infancia, el individuo no obtuviera suficiente validación de sus progenitores, que tal vez poseían expectativas elevadas o no expresaban abiertamente sus emociones, generando inseguridad en el niño.
  • A menudo, los padres pueden ser sobreprotectores con niños propensos a la timidez, reforzando así el temor a interactuar y limitando oportunidades para desarrollar habilidades sociales. En este contexto, el niño puede interpretar, de manera explícita o implícita, que la seguridad reside únicamente en el núcleo familiar y que el exterior es amenazante.
  • En otros escenarios, el problema podría emanar de episodios de acoso escolar, ya sea por mofas de compañeros o por ser excluido del colectivo escolar.
 

Las consecuencias de estos antecedentes pueden ser profundas y duraderas, afectando el desarrollo emocional y social de la persona. La autoexploración y el apoyo profesional pueden ser cruciales para superar estos traumas y construir relaciones más saludables y satisfactorias.

No hay un método infalible que elimine el temor a ser excluido. Sin embargo, existen diversas prácticas que puedes incorporar a tu rutina diaria para fortalecer tu autoconfianza y mitigar el temor a la exclusión social.

  1. Encarar los temores al rechazo: Cuando te expones intencionadamente a la exclusión, estás entrenando a tu mente para manejar tal circunstancia. Algunos expertos en salud mental utilizan esta táctica para tratar la timidez. Superar este temor demanda valor, resiliencia, paciencia y mucha práctica. Por ejemplo, si temes el rechazo romántico, proponte experimentar rechazos intencionadamente. Conviértelo en un juego, asignándote puntos por cada rechazo. Una vez acumulados suficientes puntos, prémiate.

  2. Saber que no estás solo: Quien afirme no sentir temor en algunas situaciones, no es sincero. Todos experimentamos inseguridades; la diferencia radica en cómo afrontamos esos temores. Cambiar la actitud frente a ellos requiere tiempo y esfuerzo.

  3. Identificar momentos de temor: Para superar el rechazo, es vital reconocer cuando sientes temor a la opinión ajena. Al reconocer esos momentos, es importante tener el coraje para enfrentarlos con todos los recursos a tu disposición.

  4. Verlo como una oportunidad de aprendizaje: Afrontar estos temores te permite autoconocerte y desarrollarte personalmente. Por ejemplo, en entrevistas laborales, puedes identificar tus áreas de mejora para futuras oportunidades. Aprender de los desaciertos es fundamental para cualquier logro en la vida.

  5. Mantener la perspectiva: Un rechazo no es una cuestión de vida o muerte. Importa mantener la perspectiva adecuada ante la exclusión. ¿Realmente estas personas significan algo para ti? Si alguien te excluye, simplemente no te valora como mereces.

  6. Combatir el diálogo interno negativo: La mayoría enfrenta pensamientos autodestructivos en situaciones de rechazo. Contrarresta esos pensamientos y racionaliza cada idea perjudicial para tu autoestima.

  7. Fortalecer tu seguridad y autoestima: El miedo al rechazo suele surgir de nuestras propias inseguridades. Por eso, es crucial trabajar en la confianza en uno mismo y en el amor propio, fundamentos para alcanzar lo que deseas en la vida.

En muchos casos, superar el temor al rechazo implica un profundo trabajo personal y autoevaluación. Si te encuentras en esta situación, considera buscar ayuda profesional, además de aplicar los consejos proporcionados. El único temor que debes tener en la vida es a no valorarte a ti mismo.

  1. Evitan expresar sus puntos de vista y preferencias, particularmente si no coinciden con los de otros. 
  2. Sienten considerable inquietud ante los pareceres de terceros. 
  3. Les falta capacidad para retirarse de entornos desagradables. 
  4. Pueden mostrarse disconformes en una situación pero no lo admiten (comportamiento pasivo-agresivo), y así, dicha inconformidad, ira o frustración la exteriorizan en la intimidad, jamás en público. 
  5. Son individuos que proyectan la imagen que creen que los demás desean ver, por lo que nunca se revelan tal como son. 
  6. Experimentan obstáculos para manifestar su verdadera identidad y para entender y reconocer sus propias necesidades, gustos y disgustos. 
  7. Les resulta difícil presentarse genuinamente, lo que lleva a que exhiban actitudes artificiales o parezcan estar distantes, con problemas para contribuir en el contexto presente. 
  8. Producen múltiples reflexiones obsesivas acerca de cómo deberían proceder o comportarse en sociedad, y por ende, pueden pasar largos períodos meditando en ello. 
  9. Siempre están a la expectativa de la validación o la valoración de los demás para alcanzar bienestar propio. 
  10. Consistentemente otorgan más influencia a los demás en las decisiones que únicamente les atañen a ellos, indagando así cómo actuarían los otros para luego emular esos comportamientos.

El temor a experimentar rechazo puede incitar diversas conductas perjudiciales por parte del individuo afectado. Así, superar este miedo o la aprensión a experimentarlo es crucial para el bienestar personal.

Esencialmente, el sentirse excluido conduce a las personas a desarrollar las siguientes conductas:

Deslealtad: Quienes manifiestan falsedad suelen ser incapaces de enfrentar situaciones por temor al rechazo social o a ser mal vistos sin razón aparente. Son tan evidentes que no revelan sinceramente sus emociones o pensamientos, lo que genera aún más repulsión. A la mayoría de la gente le atraen las personas auténticas, capaces de exponer sus virtudes y flaquezas sin reservas. 

Excesiva cortesía: Aunque desear el bien a los seres queridos es natural, la fobia al rechazo social impulsa a muchos a brindar en exceso a los demás. En ocasiones, a estas personas les resulta casi imposible negarse a los demás aunque ello les perjudique.

Pasividad: La aprensión al rechazo puede llevar a los individuos a esquivar enfrentamientos en todo momento. Optan por no expresar sus sentimientos para eludir discordias. Por ende, en ocasiones simulan que algo no les afecta, cuando interiormente sí les incomoda. 

Agresión encubierta: La incertidumbre sobre cómo reaccionar al ser rechazado en relaciones afectivas o de amistad puede derivar en agresión pasiva frente a la eventualidad de tal situación. Desarrollan conductas que, de manera indirecta, afectan a su entorno más próximo. 

En la mayoría de casos, los individuos experimentan sensaciones de rechazo por no haber trabajado en su autoestima. Aunque enfrentar el rechazo es una experiencia común, es indispensable afrontarlo y superarlo para fortalecer la autoconfianza, lo cual se logra mediante la introspección y la orientación de un profesional en psicología.

El temor a las interacciones y las reacciones sociales puede hacer que los demás alteren su comportamiento hacia ti debido a estas inseguridades. 

Aunque la mayoría posee buenas intenciones, algunos podrían aprovecharse de tus inseguridades en distintas maneras. Algunas reacciones ante este miedo podrían ser:

Aislamiento: Paradójicamente, el temor al repudio puede resultar en ser efectivamente aislado. Aquellos que temen el juicio ajeno tienden a ser inseguros, derivando en actitudes obsesivas y no confiables. Por consiguiente, los demás notan estos pensamientos a través de su lenguaje corporal, lo cual es rechazado por la mayoría. 

Manipulación: Algunas personas podrían explotar estas debilidades en su beneficio, utilizando la baja autoestima ajena para su provecho. 

Desencanto: En ocasiones, amigos y familiares que intentan ayudar pueden sentirse desencantados ante la falta de progreso de la persona con temor al repudio. 

Como se observa, el repudio puede influir negativamente en aspectos personales y profesionales de la vida, siendo fundamental fortalecer la autoconfianza para superar tales temores.

Suscríbete y descarga gratis nuestro Manual de toma de conciencia en el momento presente + 40 tarjetas de acciones mindfulness imprimibles