Terapia para el desarrollo de habilidades sociales

¿Quieres mejorar tu forma de comunicarte y relacionarte con los demás? ¡Mejorar tus habilidades sociales es posible! Empatía, persuasión, capacidad de comunicación, paciencia, confianza, escucha y flexibilidad.

Terapia para el desarrollo de habilidades sociales

¿Quieres mejorar tu forma de comunicarte y relacionarte con los demás? ¡Mejorar tus habilidades sociales es posible! Empatía, persuasión, capacidad de comunicación, paciencia, confianza, escucha y flexibilidad: las habilidades sociales son muchas y pueden ser decisivas en tu vida personal y profesional. Puedes mejorar porque son habilidades sociales y no innatas: no tienes excusa, ¡contacta con un experto!

Terapia para el desarrollo de habilidades sociales

¿Quieres mejorar tu forma de comunicarte y relacionarte con los demás? ¡Mejorar tus habilidades sociales es posible! Empatía, persuasión, capacidad de comunicación, paciencia, confianza, escucha y flexibilidad: las habilidades sociales son muchas y pueden ser decisivas en tu vida personal y profesional. Puedes mejorar porque son habilidades sociales y no innatas: no tienes excusa, ¡contacta con un experto!

¿Qué son las habilidades sociales?

El término «habilidades sociales» se refiere a todos aquellos comportamientos y capacidades que nos permiten interactuar con los demás de forma eficaz, según el contexto social en el que nos encontremos. En la terapia para adultos de psicologiamariapalau, tratamos con diferentes tipos de problemáticas relacionadas con el desarrollo de habilidades sociales, ansiedad debido a múltiples tipos diferentes de accionadores, Estrés laboral o miedos y fobias recurrentes en diferentes situaciones que realmente no dberáin suponer un nivel de alarma tan elevado.

La terapia psicológica ha demostrado ser muy eficaz tanto en las problemáticas mencionadas anteriormente, como en los problemas de depresiónbaja autoestima o transtorno obsesivo compulsivo, las cuales son más comunes de lo que nos pensamos y pueden afectar al desarrollo normal de la vida cotidiana.

Las habilidades sociales son habilidades que nos permiten mantener relaciones sociales de forma satisfactoria.

Además, gracias a estas características somos capaces de expresarnos sin entrar en conflicto con los demás y de alcanzar nuestros objetivos.

El 98% de los usuarios dicen estar satisfechos con la ayuda recibida para mejorar sus habilidades sociales.

En una sociedad como la nuestra en la que la necesidad de comunicar es cada vez más predominante, saber comunicar se convierte en una necesidad. Pero mientras es cada vez más fácil interactuar en el mundo virtual, a la gente le resulta más difícil establecer y mantener relaciones en el mundo real.

hacer terapia desarrollo habilidades sociales

Reserva tu sesión de Terapia individual de forma más fácil
en Psicologimariapalau

**Recuerda** antes de realizar el pago de tu sesión o pack de sesiones de terapia, indicar en la sección notas adicionales, si tienes algún tipo de preferencia con la hora o días que nuestro equipo puede comunicarse contigo. En caso de no haberlo hecho no te preocupes, nuestras especialistas se comunicará contigo en la mayor brevedad posible para hacer una primera llamada y establecer los horarios ue mejor se adapten a tu día a día.

1 Sesión de Terapia de Individual

60 minutos         55 € (Total: 55 €)

Pack de 3 Sesiones

60 minutos        52 € (Total: 156 €)

Pack de 4 Sesiones

60 minutos        48 € (Total: 192€)

Psicologa para el desarrollo de habilidades sociales: ¿en qué te podemos ayudar?

En cuanto a la clasificación, es posible distinguir las habilidades sociales básicas, como escuchar, hacer preguntas, dar las gracias, iniciar una conversación y presentarse, pero también las habilidades sociales complejas, que incluyen:

  1. La empatía
  2. Asertividad
  3. La inteligencia emocional
  4. Negociando
  5. Pidiendo ayuda
  6. Convencer a otros
  7. Cooperar
  8. Pidiendo ayuda
  9. Expresar las emociones y los sentimientos propios
  10. Definir y resolver problemas
  11. Comunicar una idea u opinión
  12. Las siguientes instrucciones
  13. Hablar en público
  14. La toma de decisiones
  15. Gestión de conflictos
  16. Liderazgo

¿Charlamos? Contáctame ➡

Si tienes algún tipo de duda sobre la terapia, tarifas u otros,  contacta sin compromiso para facilitarte la información que necesites

¿Charlamos? Contáctame ➡

Si tienes algún tipo de duda sobre la terapia, tarifas u otros,  contacta sin compromiso para facilitarte la información que necesites

Los datos de carácter personal que consten en la consulta serán tratados por MARÍA PALAU BATET e incorporados a la actividad de tratamiento CONTACTOS, cuya finalidad es atender tus solicitudes, peticiones o consultas recibidas desde la web, mediante correo electrónico o telefónico. Dar respuesta a tu solicitud y hacer un seguimiento posterior. La legitimación del tratamiento es tu consentimiento. Tus datos no serán cedidos a terceros. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad: https://www.adelopd.com/privacidad/psicologia-maria-palau

Objetivos terapéuticos

Los objetivos individuales se establecerán y conseguirán a través de las fases de terapia

Terapia Cognitivo-Conductual

Como ciencia, la terapia psicológica se basará en el método científico y en tratamientos empíricamente validados

Flexibilidad horaria

Sesiones que se adaptan a las necesidades y horario de cada cliente

Terapeuta para desarrollo de habilidades sociales

La incompetencia social tiende a correlacionarse con diversas formas de inadaptación, las más comunes son el comportamiento agresivo, la excesiva timidez y las dificultades de aprendizaje

Se encontró una alta correlación entre los déficits de aprendizaje y los sociales. Las habilidades sociales, de hecho, promueven el aprendizaje ya que mejoran el clima del aula, motivan a los alumnos, permiten estrategias de trabajo complejas y facilitan el desarrollo del pensamiento crítico.

¿Cómo ayudar a una persona que carece de habilidades sociales?

No todas las personas han tenido la oportunidad de desarrollar sus habilidades sociales y, por tanto, pueden carecer de ciertas características, como la empatía o la asertividad. Esto puede tener repercusiones negativas en la vida laboral, emocional y social, y puede suponer una carga para el bienestar mental y físico. Para desarrollar las habilidades sociales, es esencial «entrenar» las siguientes características:

Más Información

  • Aumentar la autoestima
  • Aprender a comunicarse eficazmente observando a los demás
  • cambiar el punto de vista
  • Intentar transmitir las emociones de uno mismo
  • Aprender a gestionar la ansiedad
  • Escuchando a los demás

¿Quién puede ayudarte?

Para las personas que consideran que carecen de habilidades sociales, es posible remediarlo acudiendo a un psicólogo o psicoterapeuta. Mediante una serie de técnicas y estrategias, el terapeuta puede ayudar al paciente a gestionar los límites y los conflictos y a aprender a comunicarse de forma eficaz. 

Todo esto debe ir acompañado de un aumento de la autoestima y la asertividad. En algunos casos, la terapia de grupo puede ser muy beneficiosa para aprender activamente a interactuar con los demás.

¿Por qué es importante desarrollar las habilidades sociales?

Las habilidades sociales pueden ser innatas, pero eso no significa que no sea posible mejorar algunas habilidades sociales durante la vida. Son indispensables en la vida cotidiana, ya que nos permiten conectar con los demás en todos los ámbitos, desde la familia hasta el trabajo. Las habilidades sociales son útiles desde una edad temprana para aprender a adaptarse al mundo que nos rodea, para poder vivir en sociedad y para conseguir objetivos.

Más Información

¿Cómo se adquieren las habilidades sociales?

 

Aunque algunas personas tienen más habilidades sociales que otras, las habilidades sociales no son un rasgo innato y, en consecuencia, pueden aprenderse y mejorarse.

Los niños pequeños tienen la oportunidad de desarrollar estas habilidades directamente a través de la socialización, la imitación y el afecto de personas cercanas, como los miembros de la familia. 

Este proceso de aprendizaje continúa en la edad adulta, donde, además, se pueden utilizar diversas herramientas, como la psicoterapia, para mejorar las habilidades sociales.

¿Qué importancia tienen las habilidades sociales en los niños?

Las habilidades sociales en los niños son extremadamente importantes, ya que ayudan a los niños pequeños a adaptarse al mundo que les rodea. Una mayor o menor adaptación puede tener consecuencias directas en la autoestima y la personalidad del niño y en su vida de adulto. Desarrollar las habilidades sociales desde una edad temprana, de hecho, hace posible que haya adultos autónomos e independientes que tengan la capacidad de vivir cómodamente en la sociedad y de alcanzar sus objetivos.

Habilidades cognitivas, emocionales y de comportamiento humanas

Como los seres humanos son animales sociales, que encuentran la satisfacción de sus necesidades básicas precisamente en las relaciones con sus semejantes, estamos inmersos en una densa red de relaciones sociales. Y es a la luz de esto que resulta fundamentalmente importante que seamos o aprendamos a ser competentes también desde el punto de vista social, es decir, que poseamos ese repertorio de habilidades sociales que son la base para construir relaciones interpersonales constructivas y gratificantes.

Más Información

Estas habilidades sociales, que son el requisito previo para una competencia social adecuada, consisten en un conjunto de habilidades cognitivas, emocionales y conductuales que permiten a una persona alcanzar con éxito sus objetivos, al tiempo que salvaguardan las relaciones con los demás. Se ha comprobado que la posesión de estas habilidades es un importante factor facilitador de la adaptación personal, interpersonal, escolar y profesional. Las personas con un rico repertorio de habilidades tienen más probabilidades de afrontar con éxito los acontecimientos y construir una sólida red de apoyo social.

La persona poco hábil socialmente tiende a adoptar un estilo de comportamiento disfuncional que no le permite relacionarse eficazmente con los demás. La no aceptación por parte del contexto al que pertenecen, que se produce inevitablemente, afecta a la percepción que el sujeto tiene de su propia autoestima y su sentido de la autoeficacia.

Aunque los pródromos de la competencia social pueden ser visibles desde los primeros meses de vida, su desarrollo está fuertemente condicionado por el contexto en el que vivimos y la calidad de las relaciones en las que nos encontramos inmersos. Por lo tanto, la familia, la escuela y el grupo de compañeros ejercen una influencia considerable en el desarrollo de estas habilidades.

Aprendizaje de habilidades sociales

Una herramienta optativa para fomentar las habilidades sociales es el entrenamiento. El entrenamiento en habilidades sociales se dirige precisamente a adquirir o potenciar la competencia social y a mejorar el estilo de comunicación para aumentar el grado de relación con el entorno social. El término entrenamiento se refiere precisamente al carácter práctico y vivencial del programa, que utiliza metodologías derivadas de la terapia cognitiva conductual para entrenar en la competencia social.

Más Información

El entrenamiento de habilidades sociales aborda a nivel conductual los aspectos verbales y no verbales de nuestra comunicación, mientras que a nivel cognitivo identifica los pensamientos disfuncionales que están en el origen de muchas de nuestras acciones y los modifica. Se trata de una vía activa, en la que la participación del sujeto es fundamental para estructurar el aprendizaje de patrones sociales funcionales que sustituyan a los disfuncionales

Las habilidades sociales potenciadas por la formación incluyen:

  • Escuchar
  • Iniciar, mantener y terminar una conversación.
  • Hacer y rechazar peticiones.
  • Expresar un cumplido o una crítica.
  • Expresar emociones.
  • Pedir ayuda.
  • Aliento.
  • Fijar objetivos.
  • Tomar una decisión.
  • Ser asertivo.
  • Negociación.
  • Autocontrol.
  • Identificar, interpretar las emociones.
  • Expresar emociones.
  • Reforzar la comunicación no verbal.

La eficacia de los programas de adquisición/mejora de las habilidades sociales está respaldada por varios estudios de campo que confirman el papel positivo que desempeña el entrenamiento en la mejora efectiva de las habilidades sociales y la calidad de vida.

La formación en habilidades sociales está dirigida a grupos de hasta 8/10 participantes. Pero sus principios también pueden aplicarse en la terapia individual y de pareja.

¿Es posible "entrenar" las habilidades sociales?

¿Cómo se pueden utilizar estas habilidades para mejorar la comunicación interpersonal? Existen formaciones específicas diseñadas para aumentar la competencia comunicativa, comprender mejor a los demás y hacerse entender más eficazmente por ellos, estas formaciones están diseñadas específicamente para aprovechar al máximo estas habilidades para mejorar nuestro rendimiento personal y profesional. Son eficaces porque después de cada explicación de la competencia individual, se pide una autoevaluación de la experiencia, para crear un efecto de aprendizaje (Di Berardino, 1997, 2002).

Más Información

El principio es el del aprendizaje social de Bandura (1977), que prevé que, a través de la imitación de determinados comportamientos explicados y representados, en este caso por el entrenador, se puede aumentar la propia autoeficacia (Bandura, 1997), tanto en términos de autoeficacia real como de autoeficacia percibida. Para ser más precisos, cada uno de nosotros posee ciertas capacidades que nos permiten ser eficaces en los contextos en los que nos desenvolvemos, esto es la autoeficacia real; sin embargo, a menudo ocurre que nuestra percepción de nosotros mismos está mediada por componentes emocionales que no nos permiten comprender el efecto real que nuestras capacidades provocan en los demás y en el contexto, en este caso, hablamos de autoeficacia percibida, es decir, la conciencia de nuestras habilidades y competencias y de cómo éstas influyen en el contexto y en nuestra actuación. 

Cuando existe una discrepancia entre la autoeficacia real y la autoeficacia percibida, ya sea en sentido positivo o negativo, nuestra conciencia de nuestras capacidades reales se ve enturbiada y nuestro rendimiento se ve perjudicado.

Por ello, es útil realizar ejercicios que nos permitan trabajar expresamente en estos dos niveles, los métodos utilizados son, por ejemplo (Emrich, 2004) análisis narrativo y análisis semántico de ciertos momentos de la historia personal en determinadas situaciones, aprendizaje estructurado mediante procedimientos de modelación, role-playing, feed-back, generalización y resolución de problemas.

Estas formaciones no tienen un destinatario específico, están pensadas para todos aquellos que quieran poner en práctica sus habilidades sociales, ya sea porque tienen una profesión que les pone en contacto con la gente o porque quieren mejorar su capacidad de relacionarse con los demás. Es adecuado para todas las personas que trabajan en profesiones asistenciales, como psicólogos, trabajadores sociales, profesores, médicos, enfermeros, etc.; así como para quienes trabajan en profesiones comerciales, relacionadas con el marketing y las relaciones públicas, como compañías de seguros, relaciones públicas, vendedores, blogueros, etc. Esta transversalidad se debe a que las técnicas que se enseñan son técnicas de autoaprendizaje, por lo que no afectan a la profesionalidad específica de determinadas categorías de profesionales..