Suscríbete y descarga gratis nuestro Manual de toma de conciencia en el momento presente + 40 tarjetas de acciones mindfulness

Tengo miedo a que pase algo malo 

Cada ves más, la población en general tendemos a preocuparnos en exceso, es decir, a entrar en un bucle de pensamiento constante para tratar de solucionar los problemas.

Pero en realidad es una tendencia del pensamiento que dificulta la adaptación a nuestro entorno y nuestro bienestar y tiene que ver más con la ansiedad que con una técnica efectiva de resolución de problemas.

Además, como está relacionado con la ansiedad, cuando nos preocupamos de forma excesiva, esto va a hacer que también notemos signos o síntomas a nivel físico, como por ejemplo, podemos notar fatiga, cansancio, tensión muscular, nerviosismo o tendencia a sobresaltos, irritabilidad, dificultad para conciliar el sueño, entre otros. 

Diferencia entre preocupación adaptativa o excesiva 

Hay veces que la preocupación es adaptativa en nuestra vida y va a ser útil para un problema en concreto que necesitamos solucionar, abordar y tomar una decisión.

Por ejemplo, cuando hacemos una entrevista de trabajo es normal sentir más activación que en una situación cotidiana, y esto nos ayuda a preparar un currículum con motivación, pensar cómo presentarnos y así aumentar nuestras posibilidades de ser elegidos.

En este caso la preocupación es adaptativa y nos estamos centrando en aspectos que están dentro de nuestro control y que podemos abordar para llegar a nuestro objetivo. La preocupación sana nos empuja a tomar acción.

En cambio, cuando la preocupación es excesiva, comenzamos a imaginar una gran cantidad de posibles escenarios que podrían ocurrir en el futuro, reflexionando sobre cada uno de ellos, dedicando bastante tiempo a cada uno de ellos e imaginando posibles dificultades o errores que pudieran ocurrir.

Este ejemplo es diferente al anterior, ya que nos estamos enfocando en posibles aspectos sobre los que no tenemos el control, y esto nos va a hacer tener sensación de desesperanza, frustración, irritabilidad, etc y va a generar emociones internas similares a las que tendríamos si hubiésemos vivido esas situaciones. Este tipo de preocupación no nos mueve, es más, suele paralizarnos.

Como hemos comentado, esta preocupación nos va a hacer sentir emociones muy intensas, desagradables, incómodas y podemos tener sensación de estar en alerta o en peligro. Por lo tanto, aparece la evitación emocional con el objetivo de tener el control de nuestras propias emociones.

La evitación emocional tiene que ver con las conductas que hacemos para dejar de sentir una emoción.

Como consecuencia de la evitación, es normal que puedan aparecer fobias, trastornos de ansiedad o trastornos depresivos. Al dejar de socializar o asistir a reuniones, dejar de alimentarnos de forma consciente, dejar de salir a la calle o exponerme a aquello que me da miedo, etc. 

Sin embargo, también es normal que hagamos otro tipo de evitaciones que son más difíciles de identificar, las evitaciones cognitivas, como es la distracción, desconectar, tratar de evitar pensamientos que nos vienen a la cabeza, forzarse a uno mismo a pensar en positivo, etc. 

Técnicas para manejar la preocupación excesiva

Identifica el pensamiento “obsesivo” o de preocupación excesiva. 

Identifica y reconoce cuándo estás teniendo un pensamiento obsesivo. Ser consciente de cuándo aparece, en qué situaciones suele ocurrir, cómo me hace sentir, nos ayuda a identificarlo y conocerlo. 

Practica la atención plena.

Hazlo a través de la meditación, respiración o ejercicios dedicados a focalizar la atención en el momento presente a través de tus sentidos. Esto te ayudará a reducir pensamientos obsesivos y a permanecer conectado con el momento presente.

Puedes hacerlo mediante preguntas del tipo ¿dónde estoy? ¿qué objetos veo? ¿qué tacto tienen? Así como también tratar de conectar en actividades diarias como la ducha, la merienda, al escuchar música, etc.

Si te distraes un momento, se trata de volver a enfocar tu atención y tus sentidos a la actividad que estás haciendo. 

Busca otras posibles alternativas realistas. No es la única posibilidad que existe. 

En muchas ocasiones tendemos a enfocarnos en la parte más negativa de la información que nos llega, a ponernos en lo peor o a llegar a conclusiones que nos hacen sentir inseguros sin haber tenido en cuenta pruebas o hechos reales.

Es positivo poder plantearnos una mayor cantidad de alternativas, teniendo en cuenta información o hechos reales que hayan ido ocurriendo.

Limita el tiempo de preocupación

Establece un tiempo limitado de preocupación cada día y trata de limitar tus pensamientos obsesivos a ese momento. Luego, trata también de buscar esas posibles alternativas más realistas.

Si aparecen pensamientos obsesivos durante el día, por ejemplo en el trabajo, en el gimnasio, etc. nos podremos decir algo como: “ahora estoy en el gimnasio, haciendo ciclo, luego atenderé esta preocupación”.

Cuidado con la crítica a mi mismo/a por tener pensamientos obsesivos.

A veces tendemos a culparnos por el hecho de tener pensamientos obsesivos. Es normal tenerlos y es importante darnos cuenta que no somos las únicas personas que los tiene.

Es importante identificar esa crítica, en qué situaciones ocurre y cómo nos hace sentir ésta para así poder frenar, distanciarme y aportar un diálogo más comprensivo. 

Si aun así es demasiado difícil y no consigues gestionarlo en el día a día, sería recomendable pedir ayuda y comenzar terapia cognitivo conductual para ayudar a manejar esos pensamientos de una forma más adaptativa.  En psicologiamariapalau somos especialistas en el manejo de la preocupación, miedos, fobias y TOC. 

¿Charlamos? Contáctame ➡

No sabes si la terapiaonline te puede ayudar? Contáctanos y compruébalo por tí mismx.

Una de nuestras especialistas se comunicará contigo en la mayor brevedad posible.

¿Charlamos? Contáctame ➡

No sabes si la terapiaonline te puede ayudar? Contáctanos y compruébalo por tí mismx.

Una de nuestras especialistas se comunicará contigo en la mayor brevedad posible.

Tus datos serán tratados por MARÍA PALAU BATET, con la finalidad de enviarte nuestros boletines informativos a tu correo electrónico. La legitimación del tratamiento es tu consentimiento, que podrás retirar en cualquier momento. Tus datos no serán cedidos a terceros. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad: adelopd.com/privacidad/psicologia-maria-palau *

Nuestras Reseñas

Sergio Tarilonte Santos
Llevo varios meses en terapia online con María Arrizabalaga y solo puedo decir que estoy encantado. Gracias a poner en práctica todo lo que fui trabajando con ella, sesión tras sesión, puedo decir que he podido salir de una etapa oscura en la que no veía el final del túnel. A pesar de encontrarme bien ahora, sigo yendo porque me apetece seguir conociéndome a mí mismo y aprender a gestionar situaciones que me va poniendo la vida. María sabe escuchar muy bien, comprende mi intrincada mente y ha sabido ponerme en el camino correcto con las herramientas adecuadas. Siempre le estaré agradecido por todo lo que me ha ayudado.
Eva González Marcote
Durante los últimos meses, he estado trabajando con Rocío en sesiones de terapia, y ha sido una experiencia muy gratificante. Me ha permitido reorganizar mis pensamientos y encontrar claridad. En cada sesión, Rocío identifica con precisión los aspectos que requieren atención, lo que ha facilitado mi evolución personal de manera gradual pero significativa. Además, su habilidad para mantener las sesiones amenas ha hecho que el proceso sea aún más enriquecedor. Muchas gracias por vuestro trabajo! 🙂
Meritxell Donyate
Estoy muy contenta de haber encontrado el servicio de terapias online de Maria Palau y su equipo. Trabajo en remoto, y paso mi vida dividida entre dos puntos, por lo que el hecho de que la terapia sea online me facilita muchísimo la vida. Además estoy encantada con mi psicóloga Maria, desde el minuto uno me sentí súpercómoda con ella, me transmite mucha tranquilidad y seguridad, y con su ayuda y mi trabajo individual he notado mejora en pocos meses. No puedo más que agradecer el trabajo de este equipo y recomendarlas encarecidamente.
Maria Pilar Batet Jiménez
Un equipo de grandes profesionales!
Miguel In
Recomiendo absolutamente este gabinete. La primera sesión fue en noviembre de 2023 y desde entonces no he hecho más que mejorar. Esta mejora, no obstante, se la debo en especial a la psicóloga María Arrizabalaga, quien desde el primer día estuvo proporcionándome herramientas para poder avanzar. Su atención ha sido absolutamente adecuada, empática, agradable y profesional. En ningún momento me he planteado que la terapia no funcionara y, por otra parte, por primera vez he esperado con ganas el día de sesión para que siguiera ayudándome. Recomiendo cien por cien "Psicología María Palau" y, sobre todo, agradezco a María Arrizabalaga su atención.
Mireia Mollar Gumbau
Estoy enormemente agradecida por el trato adquirido y por los magníficos resultados que he conseguido. Estoy completamente satisfecha de la ayuda recibida y por supuesto gracias a Rocío por acompañarme en este camino. Poniendo de tu parte y siendo constante en cuanto al trabajo exigido, obtendrás resultados espléndidos como los que yo he alcanzado sin ser consciente de ello. No hay mayor regalo que adquirir por uno mismo conocimientos y aprendizajes que te sirven en el día a día. Si quieres puedes. Muchas gracias equipo. Felices fiestas. Una salutación.
fifi fernandez
Desde mi primera sesión ya sabía que era la mejor decisión que había tomado para mi...sólo palabras de admiracion y gratitud para ella y su equipo.
Sara Matias Marcos
Me paso por aquí porque me siento infinitamente agradecida a Rocío. La conocí por casualidad, qué suerte! Y decidí seguir con ella en su cambio. No sé cómo lo hace...pero estoy sanando la culpa enquistada que llevaba en mi 40 años. Gracias Rocío, por ser tan buena profesional y enseñarme a hablarme bonito☺️

¿Te gustaría saber más?

Soy  psicóloga sanitaria y trabajo con diferentes problemáticas relacionadas con el estado de ánimo, ansiedad, situaciones vitales estresantes (problemas familiares, laborales, de pareja…), relaciones sociales y autoestima tanto en adultos como en jóvenes.

Siempre he tenido mucho interés en investigar sobre el cerebro y la conducta humana, y por ello, combiné el grado de Psicología con la colaboración en un grupo de investigación en psicobiología. Al terminar la carrera, realicé el Máster en Psicología General Sanitaria.

Actualmente, combinándolo con mi trabajo como terapeuta, estoy haciendo el Doctorado en Psicología en la Universitat Jaume I, investigando sobre el uso de las nuevas Tecnología de la Información y la Comunicación (TICs) en la terapia psicológica, como son el uso de la realidad aumentada y la terapia online.

Nº Colegiada: CV16304

Soy  psicóloga sanitaria y trabajo con diferentes problemáticas relacionadas con el estado de ánimo, ansiedad, situaciones vitales estresantes (problemas familiares, laborales, de pareja…), relaciones sociales y autoestima tanto en adultos como en jóvenes.

Siempre he tenido mucho interés en investigar sobre el cerebro y la conducta humana, y por ello, combiné el grado de Psicología con la colaboración en un grupo de investigación en psicobiología. Al terminar la carrera, realicé el Máster en Psicología General Sanitaria.

Actualmente, combinándolo con mi trabajo como terapeuta, estoy haciendo el Doctorado en Psicología en la Universitat Jaume I, investigando sobre el uso de las nuevas Tecnología de la Información y la Comunicación (TICs) en la terapia psicológica, como son el uso de la realidad aumentada y la terapia online.

Nº Colegiada: CV16304

Entradas relacionadas

Entradas Realacionadas

como prevenir el transtorno de ansiedad generalizada
Psicología
Psicologo online

Trastorno de ansiedad generalizada

En este nuevo blog sobre psicología de psicologiamariapalau, hablamos sobre la ansiedad generalizada, una problemática más común de lo que crees. Es normal sentirse ansioso

Read More »

Suscríbete y descarga gratis nuestro Manual de toma de conciencia en el momento presente + 40 tarjetas de acciones mindfulness imprimibles