somatizar emociones que es
somatizar emociones que es
somatizar emociones que es

Suscríbete y descarga gratis nuestro Manual de toma de conciencia en el momento presente + 40 tarjetas de acciones mindfulness

Somatizar: cuando la emoción afecta al cuerpo

“Los sentimientos son más peligrosos que las ideas, porque no son susceptibles de evaluación racional. Crecen en voz baja, extendiéndose bajo tierra, y estallan de repente, por todos lados”. 

-Brian Eno-

¿Alguna vez has vomitado por sentirte muy nervioso, o has tenido alteraciones en la piel sin saber por qué, o has sentido dolor de cabeza durante un periodo muy estresante? Quizás no lo sepas pero tal vez estés somatizando.

En este artículo te contamos lo que significa somatizar, por qué puede pasar y algunos consejos para que puedas gestionar sus factores influyentes. 

Qué son las somatizaciones

El término somatizar se utiliza en el ámbito de la salud mental para referirse a la manifestación física de problemas emocionales. Las somatizaciones son síntomas físicos que no es posible explicar por un diagnóstico médico, es decir, no se identifica claramente su causa médica.

No obstante, son síntomas reales que experimentamos como consecuencia de estar pasando por un periodo de mayor inestabilidad emocional.

Nuestras emociones se manifiestan en 3 componentes: los pensamientos, los comportamientos y las sensaciones físicas. Es por esto último que, cuando no hay una causa identificable, podría ser nuestro cuerpo quien nos esté pidiendo que lo escuchemos y atendamos para poder resolver algún conflicto o situación que nos esté causando malestar. 

Puede que en tu día a día estés experimentando ya algunas somatizaciones: 

  • Dolor de cabeza después de un día estresante o cuando hay mucha presión.
  • Contracturas en la espalda o los hombros cuando estamos realizando tareas que requieren mucha responsabilidad.
  • Vómitos, náuseas o diarreas cuando estamos nerviosos.
  • Dermatitis, psoriasis, picores.
  • Sensaciones de mareo, pérdida de equilibrio
  • Fatiga severa tras una pérdida o un evento traumático.

Diferencia entre somatización, trastorno con síntomas somáticos e hipocondría

Las somatizaciones no se refieren a dolores o molestias puntuales, sino más bien recurrentes. No es un diagnóstico de por sí, sino que se considera un síntoma que puede formar parte de un trastorno de síntomas somáticos.

No obstante, es muy importante descartar previamente las posibles causas físicas o médicas antes de diagnosticarlo.

Sin embargo, para diagnosticar este trastorno no basta solo con presentar somatizaciones, sino que éstas deben causar unos niveles de angustia excesivos y desproporcionados que pueden impedir llevar una vida plena, y que dificulta realizar actividades cotidianas.

Por ello, incluso si no hay una explicación médica, tampoco es suficiente para tener el diagnóstico, se deben evaluar también la presencia de problemas psicológicos, ya que es un diagnóstico que suele ir muy ligado a trastornos de ansiedad.

La persona debe mostrar una preocupación excesiva y dedicar mucho tiempo al problema de salud (hablar sólo sobre el síntoma, buscar información sobre ello, evitar actividades que puedan empeorar sus síntomas).

Este diagnóstico puede ser muy similar a la hipocondría, pero en este caso, lo que prevalece es la creencia de que se padece una enfermedad grave a pesar de no presentar síntomas. Predomina la focalización en síntomas físicos que no son graves de por sí, y es escrutinio en el propio cuerpo para buscar evidencia.

En estos casos, hay una magnificación de una molestia leve, pero no hay síntomas físicos reales o son de menor intensidad, y sin embargo la idea genera niveles altos de malestar e interferencia en la vida de la persona (ej. toma excesiva de medicación, visitas repetidas a médicos, evitar información o ciertos lugares, personas o actividades relacionadas con la enfermedad…)

¿Por qué somatizamos?

Actualmente no se conocen las causas exactas de por qué somatizamos. Tampoco es posible darle un significado general a por qué sentimos determinadas somatizaciones, aunque sí sabemos que están relacionadas con estados emocionales.

La falsa separación entre mente y cuerpo nos abre un puente entre ambos que la ciencia aún trata de construir, y tal vez sea el sistema nervioso el punto en común de ambos. Sin embargo, al igual que ocurre con otras afecciones médicas y con los problemas psicológicos, las causas pueden ser múltiples.

Existen algunos factores identificables que influyen en que se den estos síntomas:

  • Factores biológicos: podría existir una vulnerabilidad genética o biológica que predisponga a ser más sensibles ante ciertas sensaciones como el dolor, o a la capacidad de recuperación de la respuesta fisiológica del estrés (latencia).
  • Factores emocionales: el manejo de la ansiedad y él estrés, tener miedos y otras emociones desagradables pueden ser algunos de los aspectos a tener en cuenta cuando tenemos somatizaciones, ya que éstas se manifiestan también en el cuerpo mediante sensaciones físicas. 
  • Experiencias traumáticas: cuando ha habido una vivencia traumática, no se integran bien los recuerdos sobre lo que pasó a distintos niveles, y es posible que aparezcan síntomas relacionados con ellos. Los supervivientes de un trauma son especialmente susceptibles a la somatización. 
  • Factores culturales y educativos: las creencias sobre la expresión o supresión de emociones puede contribuir a una mala gestión de las mismas, y a que dichas emociones se manifiesten a través del cuerpo.

10 Consejos para trabajar la somatización

Cuando tenemos una molestia en el cuerpo, la reacción más común que solemos tener es la de intentar eliminar esa molestia. Esto, lejos de ayudarnos, puede perjudicarnos porque nuestro cuerpo seguirá mandando señales de otras maneras para que escuchemos y entendamos qué es lo que las provoca. 

Por ello, trabajar la somatización implica cambiar nuestra visión sobre ellas y nuestra forma de relacionarnos con nuestras sensaciones, físicas y emocionales. Para ello, debemos permitirnos prestar atención a lo que nos pasa desde la curiosidad y la intención de conocer, y no querer inmediatamente cambiarlo. 

Cada caso es distinto, y por ello debemos encontrar las estrategias que mejor se adecúen a las necesidades de cada persona, pero aquí os presentamos algunas opciones:

  1. Autoconocimiento emocional: estar en contacto con las sensaciones e ir identificando las emociones que hay de base nos permitirá conocer cuáles son las maneras que tiene nuestro cuerpo de avisarnos de que algo no anda bien. Puedes empezar preguntándote lo siguiente: 
  2. Cómo está mi cuerpo
  3. Noto alguna tensión o molestia a nivel físico
  4. Cómo es, si tuviera que describirla, ponerle forma, color…
  5. Desde cuándo lleva conmigo 
  6. Qué cosas estoy viviendo o pensando frecuentemente que me podrían estar causando estas molestias… 
  7. Expresión emocional: comunicar a otros cómo nos sentimos permite ponerlo en palabras, regular su intensidad y recibir apoyo o ayuda para aliviar el malestar. Puedes hacerlo a través de alguna modalidad artística o alguna actividad que te ayude a plasmarlo. Escuchar qué nos impulsa a hacer la emoción es una buena manera de ver qué necesitamos y cómo podemos dárnoslo.
  8. Autocuidado: realizar actividades que produzcan bienestar es una manera de regular las propias emociones, y eso puede ayudar indirectamente a aliviar los síntomas somáticos, sobre todo cuando esas actividades son gratificantes y disfrutamos con ellas.
  9. Conciencia corporal: actividades como el yoga o meditaciones de escáner corporal nos permiten aprender a estar en contacto con las sensaciones desagradables de nuestro cuerpo desde un lugar de compasión y amabilidad. 
  10. Acude a un profesional: la terapia psicológica permite tener un espacio donde poder identificar no sólo estas sensaciones, sino también los factores de tu contexto que te están afectando, y trabajar aquellos aspectos que te permitirán adaptarte a ellos y mejorar tu bienestar emocional.

Esperamos que te haya resultado útil esta información, y te animamos a poner todo esto en práctica para que puedas ir sintiéndote mejor en tu propio cuerpo y en tu propia mente. Desde nuestro centro Psicología María Palau  estaremos encantadas de poder acompañarte y guiarte en el proceso.

¿Charlamos? Contáctame ➡

No sabes si la terapiaonline te puede ayudar? Contáctanos y compruébalo por tí mismx.

Una de nuestras especialistas se comunicará contigo en la mayor brevedad posible.

¿Charlamos? Contáctame ➡

No sabes si la terapiaonline te puede ayudar? Contáctanos y compruébalo por tí mismx.

Una de nuestras especialistas se comunicará contigo en la mayor brevedad posible.

Tus datos serán tratados por MARÍA PALAU BATET, con la finalidad de enviarte nuestros boletines informativos a tu correo electrónico. La legitimación del tratamiento es tu consentimiento, que podrás retirar en cualquier momento. Tus datos no serán cedidos a terceros. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad: adelopd.com/privacidad/psicologia-maria-palau *

Nuestras Reseñas

Sergio Tarilonte Santos
Llevo varios meses en terapia online con María Arrizabalaga y solo puedo decir que estoy encantado. Gracias a poner en práctica todo lo que fui trabajando con ella, sesión tras sesión, puedo decir que he podido salir de una etapa oscura en la que no veía el final del túnel. A pesar de encontrarme bien ahora, sigo yendo porque me apetece seguir conociéndome a mí mismo y aprender a gestionar situaciones que me va poniendo la vida. María sabe escuchar muy bien, comprende mi intrincada mente y ha sabido ponerme en el camino correcto con las herramientas adecuadas. Siempre le estaré agradecido por todo lo que me ha ayudado.
Eva González Marcote
Durante los últimos meses, he estado trabajando con Rocío en sesiones de terapia, y ha sido una experiencia muy gratificante. Me ha permitido reorganizar mis pensamientos y encontrar claridad. En cada sesión, Rocío identifica con precisión los aspectos que requieren atención, lo que ha facilitado mi evolución personal de manera gradual pero significativa. Además, su habilidad para mantener las sesiones amenas ha hecho que el proceso sea aún más enriquecedor. Muchas gracias por vuestro trabajo! 🙂
Meritxell Donyate
Estoy muy contenta de haber encontrado el servicio de terapias online de Maria Palau y su equipo. Trabajo en remoto, y paso mi vida dividida entre dos puntos, por lo que el hecho de que la terapia sea online me facilita muchísimo la vida. Además estoy encantada con mi psicóloga Maria, desde el minuto uno me sentí súpercómoda con ella, me transmite mucha tranquilidad y seguridad, y con su ayuda y mi trabajo individual he notado mejora en pocos meses. No puedo más que agradecer el trabajo de este equipo y recomendarlas encarecidamente.
Maria Pilar Batet Jiménez
Un equipo de grandes profesionales!
Miguel In
Recomiendo absolutamente este gabinete. La primera sesión fue en noviembre de 2023 y desde entonces no he hecho más que mejorar. Esta mejora, no obstante, se la debo en especial a la psicóloga María Arrizabalaga, quien desde el primer día estuvo proporcionándome herramientas para poder avanzar. Su atención ha sido absolutamente adecuada, empática, agradable y profesional. En ningún momento me he planteado que la terapia no funcionara y, por otra parte, por primera vez he esperado con ganas el día de sesión para que siguiera ayudándome. Recomiendo cien por cien "Psicología María Palau" y, sobre todo, agradezco a María Arrizabalaga su atención.
Mireia Mollar Gumbau
Estoy enormemente agradecida por el trato adquirido y por los magníficos resultados que he conseguido. Estoy completamente satisfecha de la ayuda recibida y por supuesto gracias a Rocío por acompañarme en este camino. Poniendo de tu parte y siendo constante en cuanto al trabajo exigido, obtendrás resultados espléndidos como los que yo he alcanzado sin ser consciente de ello. No hay mayor regalo que adquirir por uno mismo conocimientos y aprendizajes que te sirven en el día a día. Si quieres puedes. Muchas gracias equipo. Felices fiestas. Una salutación.
fifi fernandez
Desde mi primera sesión ya sabía que era la mejor decisión que había tomado para mi...sólo palabras de admiracion y gratitud para ella y su equipo.
Sara Matias Marcos
Me paso por aquí porque me siento infinitamente agradecida a Rocío. La conocí por casualidad, qué suerte! Y decidí seguir con ella en su cambio. No sé cómo lo hace...pero estoy sanando la culpa enquistada que llevaba en mi 40 años. Gracias Rocío, por ser tan buena profesional y enseñarme a hablarme bonito☺️

¿Te gustaría saber más?

Soy  psicóloga sanitaria y trabajo con diferentes problemáticas relacionadas con el estado de ánimo, ansiedad, situaciones vitales estresantes (problemas familiares, laborales, de pareja…), relaciones sociales y autoestima tanto en adultos como en jóvenes.

Siempre he tenido mucho interés en investigar sobre el cerebro y la conducta humana, y por ello, combiné el grado de Psicología con la colaboración en un grupo de investigación en psicobiología. Al terminar la carrera, realicé el Máster en Psicología General Sanitaria.

Actualmente, combinándolo con mi trabajo como terapeuta, estoy haciendo el Doctorado en Psicología en la Universitat Jaume I, investigando sobre el uso de las nuevas Tecnología de la Información y la Comunicación (TICs) en la terapia psicológica, como son el uso de la realidad aumentada y la terapia online.

Nº Colegiada: CV16304

Soy  psicóloga sanitaria y trabajo con diferentes problemáticas relacionadas con el estado de ánimo, ansiedad, situaciones vitales estresantes (problemas familiares, laborales, de pareja…), relaciones sociales y autoestima tanto en adultos como en jóvenes.

Siempre he tenido mucho interés en investigar sobre el cerebro y la conducta humana, y por ello, combiné el grado de Psicología con la colaboración en un grupo de investigación en psicobiología. Al terminar la carrera, realicé el Máster en Psicología General Sanitaria.

Actualmente, combinándolo con mi trabajo como terapeuta, estoy haciendo el Doctorado en Psicología en la Universitat Jaume I, investigando sobre el uso de las nuevas Tecnología de la Información y la Comunicación (TICs) en la terapia psicológica, como son el uso de la realidad aumentada y la terapia online.

Nº Colegiada: CV16304

Entradas relacionadas

Entradas Realacionadas

estilos apego niños
Psicología
Maria Palau

Tipos o estilos de apego en niños

En este nuevo blog sobre psicología infantil, hablamos sobre los tipos de apego en los niños. Hay cuatro estilos de apego básicos que muestran los

Read More »
precio psicologo
Habilidades Personales
Maria Palau

Aprender a hablar en público

¿Te tiemblan las piernas ante la sola idea de hablar en público? ¿sientes que no tienes las habilidades para hacerlo pero te encantaría poder ser

Read More »
sintomas del duelo
Habilidades Personales
Psicologo online

Cómo afrontar el duelo y la pérdida

En este blog de psicología de psicolgiamariapalau psicóloga online, hablamos sobre como afrontar el duelo después del fallecimiento de un ser querido o de una

Read More »
Ley de Yerkes-Dodson
Psicología
Psicologo online

Motivación y ley Yerkes Dodson

¿Alguna vez te has sentido abrumado/a por la falta de rendimiento al enfrentarte a una tarea o, por el contrario, por la presión excesiva para

Read More »

Suscríbete y descarga gratis nuestro Manual de toma de conciencia en el momento presente + 40 tarjetas de acciones mindfulness imprimibles