como dejar de pensar que tengo cancer
como dejar de pensar que tengo cancer
como dejar de pensar que tengo cancer

Suscríbete y descarga gratis nuestro Manual de toma de conciencia en el momento presente + 40 tarjetas de acciones mindfulness

Miedos que aparecen antes y durante la detección y tratamiento de un cáncer

Antes de realizar el diagnóstico de cáncer hay que pasar por una serie de pruebas médicas. El hecho de prepararse para cualquier prueba médica es difícil y es un proceso que suele estar acompañado de miedo e incertidumbre, antes de la exploración y también tras la exploración. La espera de los resultados puede llegar a ser muy complicada de gestionar.

Por ello, muchas personas afirman que esta incertidumbre es la peor parte del proceso. Es un procedimiento que genera incomodidad y es complicado de afrontar, donde además, se da rienda suelta a la imaginación (lo cual puede ser muy dañino en estos casos).

Programar una cita de forma temprana en el día puede ayudar a reducir el tiempo de preocupación, así como planificar qué actividades vamos a realizar tras la prueba y que éstas sean agradables como caminar con seres queridos, escuchar música, pasear por un lugar tranquilo, etc.

También realizar actividades de relajación para nuestra propia regulación así como tener un plan o haber recibido sugerencias del equipo médico en caso de sentir molestias.

Es decir, todo lo relacionado con buscar apoyo, tener una planificación, autocuidado y reducir tiempos de espera e incertidumbre ayuda a regular los miedos durante la detección y exploración. Aunque es importante aceptar que éstos van a ser parte del proceso.

Emociones tras el diagnóstico y tratamiento de cáncer

El diagnóstico de cáncer supone un punto de inflexión en la vida de la persona que lo recibe y , por ello, es normal atravesar una serie de fases a la hora de recibir el diagnóstico, comenzando por un estado de shock inicial, negación e incredulidad.

Más adelante, la persona puede mostrar confusión y sentimientos de impotencia o desesperanza y miedos. Finalmente, la persona podrá reajustar sus expectativas, tener en cuenta el pronóstico y enfocarse en lo que puede controlar. Estas fases pueden variar de una persona a otra.

Todo ello repercute en cómo se ve la persona a sí misma, su autoconcepto. Es lógico que aparezca una sensación de falta de control sobre la propia vida y la situación en ese momento. Suelen aparecer emociones y consecuencias como son:

  • Emociones desagradables y muy intensas como el miedo, la tristeza, la culpa, la pérdida de apetito y alteraciones en el sueño. 
  • Sensación de incredulidad, acompañado de pensamientos como “esto no me puede estar pasando a mi”. 
  • Pensamientos intrusivos sobre el diagnóstico y su impacto en el futuro, y como consecuencia dificultades en la concentración y para centrarse en el momento presente. 
  • Durante el tratamiento y sus efectos secundarios puede influir en la autoestima y valoración que hace la persona de su propia imagen y físico, así como de su sexualidad. 

Forma parte del proceso sentir estas emociones desagradables tras el diagnóstico y al vivir los efectos secundarios del tratamiento. Sin embargo, a partir del diagnóstico también se produce en la persona afectada un cambio en la perspectiva y en la forma de ver la vida.

Cómo enfrentar el miedo durante el tratamiento del cáncer

Algunas personas verbalizan que esta experiencia es desagradable pero también aporta un gran aprendizaje a la hora de gestionar otros problemas, desde una mayor aceptación y relativización de los problemas, teniendo muy en cuenta lo que es importante en sus vidas y llevándolos a una búsqueda de aquello que realmente es valioso y mejora  su calidad de vida. 

Entre los mejores consejos para poder lidiar con los miedos derivados del cáncer, podemos encontrar:

1. Expresa tus emociones. 

Las personas notan que cuando expresan sentimientos intensos, como el enfado o la tristeza. 

Hay diferentes opciones, ya sea con amigos o familiares, otros sobrevivientes de cáncer, un grupo de apoyo o un profesional. Nos podemos apoyar en otras personas cercanas o seres queridos para expresarnos y obtener apoyo. Sin embargo, también sería buena idea expresar las emociones uno mismo para aclarar y procesar las emociones que siento, por ejemplo, escribiendo un diario. 

2. Pon la responsabilidad en su lugar.

Algunas personas se responsabilizan y se culpan a sí mismos por tener cáncer. Es decir, piensan que hubo algo que hicieron mal en algún momento para ahora tener cáncer. O por el contrario, no hicieron algo que era necesario.

De esta forma, tienden a culparse, hablarse mal o entrar en un bucle de tratar de encontrar una respuesta. Recuerda que cada cuerpo es diferente e influyen también otros factores más allá de nuestras acciones.

3. Tú decides cuándo hablar del cáncer.

A menudo los seres queridos tienen buenas intenciones y pueden hablar de cáncer, preguntar cómo está siendo tu proceso, etc. pero en ocasiones no saben qué decir o cómo apoyar a esta persona de forma adecuada para que se sientan arropadas. 

Por lo tanto, es mejor hablar de ello en un momento adecuado, cuando lo necesite y esté preparado para hablar de ello. 

Si decido hablar y estoy preparado, la conversación será más natural y me ayudará a sentir comodidad. En cambio, hay ciertos momentos que no me apetece o no quiero y también está bien no hablar en esos momentos, siempre podré avisar cuando sea el momento. 

4. Identificar cómo te sientes y aceptar tu emoción

Muchas personas tratan de rechazar lo que sienten, les da miedo o lo quieren eliminar. Al tener un mal día entonces, tratan de forzarse a estar bien, preocuparse o tratar de entender el motivo exacto por el que están tristes.

Si estoy teniendo  un mal día es mejor detectar cómo me estoy sintiendo, aceptar esa emoción de tristeza o desgana y preguntarme ¿qué necesito en estos momentos? Quizás puedo ir a casa, avisar a mi familia de que tengo un mal día y lo que necesito es ir a la cama a descansar. 

5. Relajación

Dedica tiempo a actividades de relajación, ya sea con meditación, respiración, de forma libre o con ejercicios mediante voz guiada. Este puede ser un recurso que ayuda a las personas a reducir su nivel de activación cuando está muy nervioso o preocupado. 

6. Permanecer activo

Hacer actividades fuera de casa, actividades agradables con las que podamos disfrutar, ya sea un paseo, caminar, hablar con otras personas, tomar un zumo fuera, son actividades que me van a mantener activo y además, van a disminuir mi preocupación.

Ejercicios como estiramientos o yoga suave también ayudan tanto a nivel físico como psicológico o social. 

7. Identifica y haz cosas que disfrutas

Puede que tengamos un hobby que teníamos olvidado, que nos habría gustado hacer o que nunca desarrollamos y disfrutaríamos haciendo. Ya sea la lectura, películas, manualidades o expresiones creativas como la escritura, música o el baile. 

8. Identifica y céntrate qué puedes controlar. 

Algunas personas dicen que tener una rutina y cierto orden en su vida les ayuda. Es cierto que esto nos da cierta sensación de control.

Aunque es imposible controlar todos los pensamientos que tenemos en el día a día y no los podemos eliminar, es más útil enfocarnos en los momentos agradables del día a día y que podemos disfrutar, y no tanto en los miedos.

Se trata de usar la energía en lo que puedo hacer y me va a hacer sentir más animado, para así mantenerme estable. 

Cada persona tiene un proceso diferente y estos consejos son muy generales. Se trata de intentar facilitarte este proceso y ser compasivo/a contigo mismo/a para poder afrontar esta situación.

Si necesitas acompañamiento en este proceso o consejos más personalizados para poder acompañar a un ser querido, puedes contactar con nosotras en www.psicologiamariapalau.com

¿Charlamos? Contáctame ➡

No sabes si la terapiaonline te puede ayudar? Contáctanos y compruébalo por tí mismx.

Una de nuestras especialistas se comunicará contigo en la mayor brevedad posible.

¿Charlamos? Contáctame ➡

No sabes si la terapiaonline te puede ayudar? Contáctanos y compruébalo por tí mismx.

Una de nuestras especialistas se comunicará contigo en la mayor brevedad posible.

Tus datos serán tratados por MARÍA PALAU BATET, con la finalidad de enviarte nuestros boletines informativos a tu correo electrónico. La legitimación del tratamiento es tu consentimiento, que podrás retirar en cualquier momento. Tus datos no serán cedidos a terceros. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad: adelopd.com/privacidad/psicologia-maria-palau *

Nuestras Reseñas

Meritxell Donyate
Estoy muy contenta de haber encontrado el servicio de terapias online de Maria Palau y su equipo. Trabajo en remoto, y paso mi vida dividida entre dos puntos, por lo que el hecho de que la terapia sea online me facilita muchísimo la vida. Además estoy encantada con mi psicóloga Maria, desde el minuto uno me sentí súpercómoda con ella, me transmite mucha tranquilidad y seguridad, y con su ayuda y mi trabajo individual he notado mejora en pocos meses. No puedo más que agradecer el trabajo de este equipo y recomendarlas encarecidamente.
Miguel In
Recomiendo absolutamente este gabinete. La primera sesión fue en noviembre de 2023 y desde entonces no he hecho más que mejorar. Esta mejora, no obstante, se la debo en especial a la psicóloga María Arrizabalaga, quien desde el primer día estuvo proporcionándome herramientas para poder avanzar. Su atención ha sido absolutamente adecuada, empática, agradable y profesional. En ningún momento me he planteado que la terapia no funcionara y, por otra parte, por primera vez he esperado con ganas el día de sesión para que siguiera ayudándome. Recomiendo cien por cien "Psicología María Palau" y, sobre todo, agradezco a María Arrizabalaga su atención.
Mireia Mollar Gumbau
Estoy enormemente agradecida por el trato adquirido y por los magníficos resultados que he conseguido. Estoy completamente satisfecha de la ayuda recibida y por supuesto gracias a Rocío por acompañarme en este camino. Poniendo de tu parte y siendo constante en cuanto al trabajo exigido, obtendrás resultados espléndidos como los que yo he alcanzado sin ser consciente de ello. No hay mayor regalo que adquirir por uno mismo conocimientos y aprendizajes que te sirven en el día a día. Si quieres puedes. Muchas gracias equipo. Felices fiestas. Una salutación.
fifi fernandez
Desde mi primera sesión ya sabía que era la mejor decisión que había tomado para mi...sólo palabras de admiracion y gratitud para ella y su equipo.
Sara Matias Marcos
Me paso por aquí porque me siento infinitamente agradecida a Rocío. La conocí por casualidad, qué suerte! Y decidí seguir con ella en su cambio. No sé cómo lo hace...pero estoy sanando la culpa enquistada que llevaba en mi 40 años. Gracias Rocío, por ser tan buena profesional y enseñarme a hablarme bonito☺️
Nerea Sanchez Carazo
Solo tengo palabras de agradecimiento. Tras varios años con mucha fobia a volar y no sentirme capaz de ello, gracias a María todo ha cambiado muchísimo, he vuelto a recobrar la ilusión por ello y por fin deja de ser algo limitante en mi vida de lo que tras trabajarlo mucho con ella he sido capaz de entender que tengo las herramientas y puedo con todo. Mil gracias por todo de verdad.
Irene Moreno
Conocí a María Palau a partir del Servei d'Assistència Psicològica de la Universitat Jaume I y tuve muy buena experiencia con ella. Años más tarde volví a contactar con ella y ahora hago terapia con la psicóloga María Arrizabalaga desde hace unos meses. Estoy muy contenta porque creo que he avanzado mucho gracias a ella y me ha dado muchas herramientas que utilizo en mi día a día. ¡Es un gabinete con grandes profesionales!

¿Te gustaría saber más?

Soy  psicóloga sanitaria y trabajo con diferentes problemáticas relacionadas con el estado de ánimo, ansiedad, situaciones vitales estresantes (problemas familiares, laborales, de pareja…), relaciones sociales y autoestima tanto en adultos como en jóvenes.

Siempre he tenido mucho interés en investigar sobre el cerebro y la conducta humana, y por ello, combiné el grado de Psicología con la colaboración en un grupo de investigación en psicobiología. Al terminar la carrera, realicé el Máster en Psicología General Sanitaria.

Actualmente, combinándolo con mi trabajo como terapeuta, estoy haciendo el Doctorado en Psicología en la Universitat Jaume I, investigando sobre el uso de las nuevas Tecnología de la Información y la Comunicación (TICs) en la terapia psicológica, como son el uso de la realidad aumentada y la terapia online.

Nº Colegiada: CV16304

Soy  psicóloga sanitaria y trabajo con diferentes problemáticas relacionadas con el estado de ánimo, ansiedad, situaciones vitales estresantes (problemas familiares, laborales, de pareja…), relaciones sociales y autoestima tanto en adultos como en jóvenes.

Siempre he tenido mucho interés en investigar sobre el cerebro y la conducta humana, y por ello, combiné el grado de Psicología con la colaboración en un grupo de investigación en psicobiología. Al terminar la carrera, realicé el Máster en Psicología General Sanitaria.

Actualmente, combinándolo con mi trabajo como terapeuta, estoy haciendo el Doctorado en Psicología en la Universitat Jaume I, investigando sobre el uso de las nuevas Tecnología de la Información y la Comunicación (TICs) en la terapia psicológica, como son el uso de la realidad aumentada y la terapia online.

Nº Colegiada: CV16304

Entradas relacionadas

Entradas Realacionadas

Suscríbete y descarga gratis nuestro Manual de toma de conciencia en el momento presente + 40 tarjetas de acciones mindfulness imprimibles