Suscríbete y descarga gratis nuestro Manual de toma de conciencia en el momento presente + 40 tarjetas de acciones mindfulness

Cómo los “deberías” alimentan tu ansiedad 

“Debería estar siempre bien”, “no debería sentirme así”, “debería poder con todo”, “debería hacer más ejercicio, comer más saludable”, “debería salir más”, “debería controlar más lo que gasto”, “no debería tener estos pensamientos”, “no debería haberme comportado de esa manera”, “debería haber saludado”… 

¿Te suenan este tipo de afirmaciones? ¿Tu diálogo interno suele sonar así? Puede que algunas de ellas sean ciertas, y tal vez deberías, pero ¿durante cuánto tiempo están en tu cabeza? ¿y cuántas veces les haces caso?

Tal vez no estén siendo de gran ayuda tener todas estas exigencias, e incluso puede que estés sufriendo ansiedad, culpa o frustración constante por ellas. Si te fijas, todas tienen algo en común y es que empiezan por un “deberías”.

Hoy hablaremos de lo que son “los deberías”, esos tiranos que nos exigen constantemente, de su relación con la ansiedad y de algunas maneras de afrontarlos.

¿Qué son los debería psicologia?

Los deberías son pensamientos automáticos que se corresponden con creencias rígidas respecto a cómo debe ser las cosas. Estas creencias hacen referencia a normas rígidas y absolutistas de aspectos que tienen que ver con nuestro comportamiento, el de los demás y el mundo.

Suelen ser irracionales (por su tono generalista, reduccionista y absoluto) y forman parte de nuestros esquemas cognitivos, es decir, todo el conocimiento y las conclusiones que vamos sacando de las experiencias que vamos teniendo a lo largo de nuestra vida.

Suelen empezar con frases como “hay que”, “debo”, “tengo”…

Los deberías se consideran un tipo de distorsión cognitiva, es decir, un tipo de filtro a través del cual interpretamos nuestra realidad.

Igual que unas gafas de color rosa nos harán verlo todo rosa, las distorsiones cognitivas guian en qué aspectos enfocarnos o poner atención para sacar conclusiones de lo que vivimos. 

Los deberías se sienten como imposiciones y obligaciones rígidas y exigentes, de manera que cuando éstos no se cumplen o no se siguen tal y como se piensan, pueden crear reacciones emocionales desagradables como la culpa, la frustración o la ansiedad. 

Tipos de deberías: una de las distorsiones cognitivas más comunes

Los deberías están muy relacionados con las creencias y expectativas que tenemos, y podríamos agruparlos en tres grande tipos:

Deberías sobre uno mismo: son aquellos centrados en exigencias e imposiciones hacia nuestro comportamiento y nuestras emociones. Algunos ejemplos pueden ser: “tengo que llegar a todo”, “debo conseguir la aceptación de todo el mundo”, “debo mostrarme siempre competente y resolutivo para que se me considere útil y capaz”, o . 

Deberías sobre los demás: son los que se refieren a creencias respecto a lo que puedo esperar de los demás, y cómo creo que deberían actuar otros.

Aunque podemos tener normas sociales y de comportamiento comunes, a veces se nos olvida que no todos pensamos igual o que hemos tenido experiencias de vida distintas, y se pueden producir desacuerdos frente a una misma situación que puede dar lugar a malentendidos y conflictos, precisamente porque los “deberías” no coinciden.

Algunos ejemplos son: “mi pareja debe saber lo que quiero sin que se lo pida”, “mis amigos deberían hablarme para saber cómo estoy”. 

Deberías sobre el mundo: en este caso, los deberías harían referencia a cómo debería funcionar mi entorno o cómo debería ser la realidad que me rodea. Algunos ejemplos son: “las cosas deben salir como a mí me gustaría”, “el mundo debe ser un lugar justo”, o “la gente mala y despreciable debe recibir su merecido”. 

Es importante destacar que el problema con los deberías no es tanto las creencias de base, (aunque también es conveniente revisarlas), sino la rigidez con la que se expresan y viven, de manera que cuando la realidad se desvía de ellas se considera algo insoportable e intolerable, lo cual suele llevar a reacciones emocionales intensas. 

¿Por qué los deberías pueden producirme ansiedad? Exigencia y perfeccionismo

Como hemos comentado, los deberías hablan de expectativas, estándares y creencias irracionales de cómo deben suceder las cosas o cómo debemos comportarnos. Esto implica que nos hablan de reglas absolutas, y muchas veces, realidades imposibles o casi inalcanzables.

Así, los deberías suelen estar muy relacionadas con el rasgo de perfeccionismo, es decir la incesante búsqueda de perfección, el estándar más alto y extremo.

A su vez, al intentar llegar siempre a cumplir todas las expectativas o a que se cumplan todas nuestra reglas sobre los demás y el mundo podemos llegar a ser exigentes, tanto con nosotros como con los demás.

Al ser creencias tan extremas y rígidas imposibles de alcanzar o de mantener en el tiempo, no logramos satisfacerlas o cumplir con ellas, lo cual nos puede llevar a la decepción, la culpa o la ansiedad.

La ansiedad es una reacción emocional que se activa cuando percibimos y sobre todo anticipamos que va a haber un peligro o una amenaza.

Evolutivamente los peligros tenían que ver con la aparición de algún animal depredador, pero en nuestro tiempo, las amenazas que reactivan esta emoción suelen estar relacionados con nuestro propio valor y nuestras necesidades, entre ellas la integridad y la coherencia.

Si nuestro autoconcepto o lo que nos da seguridad respecto al mundo son este tipo de creencias y expectativas rígidas e inflexibles, seremos más vulnerables a experimentarla cuando algo no coincide con ellas. 

Además, los deberías pueden ser una fuente de presión y comparación constante, lo que puede dar lugar a que nos sintamos ansiosos y alerta para intentar alcanzar dichos estándares o para que se cumplan dichas reglas.

Muchas veces la realidad no coincide con eso que creemos, y nuestra necesidad de coherencia y de control puede llevarnos a sentir ansiedad ante la discordancia.

Cuando además los deberías hablan de emociones, pensamientos o comportamiento propios, “los deberías” pueden llegar a ser muy invalidantes si tenemos creencias negativas sobre ellos como “no debería pensar X” o “no debería sentirme así”.

Este diálogo interno crítico, nos lleva a experimentar pensamientos de ser inferiores, inútiles o incapaces, de “no llegar” o “no ser suficientes”, lo cual puede afectar gravemente a nuestra autoestima.

Esperamos que hayas podido entender un poco mejor la relación entre tus pensamientos y la ansiedad respecto a los deberías. Si te has identificado con algo de lo que hemos comentado aquí, te animamos a buscar ayuda para empezar a trabajar en ello.

Nosotras en www.psicologiamariapalau.com  estaremos encantadas de poder acompañarte en el proceso. 

¿Charlamos? Contáctame ➡

No sabes si la terapiaonline te puede ayudar? Contáctanos y compruébalo por tí mismx.

Una de nuestras especialistas se comunicará contigo en la mayor brevedad posible.

¿Charlamos? Contáctame ➡

No sabes si la terapiaonline te puede ayudar? Contáctanos y compruébalo por tí mismx.

Una de nuestras especialistas se comunicará contigo en la mayor brevedad posible.

Tus datos serán tratados por MARÍA PALAU BATET, con la finalidad de enviarte nuestros boletines informativos a tu correo electrónico. La legitimación del tratamiento es tu consentimiento, que podrás retirar en cualquier momento. Tus datos no serán cedidos a terceros. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad: adelopd.com/privacidad/psicologia-maria-palau *

Nuestras Reseñas

Sergio Tarilonte Santos
Llevo varios meses en terapia online con María Arrizabalaga y solo puedo decir que estoy encantado. Gracias a poner en práctica todo lo que fui trabajando con ella, sesión tras sesión, puedo decir que he podido salir de una etapa oscura en la que no veía el final del túnel. A pesar de encontrarme bien ahora, sigo yendo porque me apetece seguir conociéndome a mí mismo y aprender a gestionar situaciones que me va poniendo la vida. María sabe escuchar muy bien, comprende mi intrincada mente y ha sabido ponerme en el camino correcto con las herramientas adecuadas. Siempre le estaré agradecido por todo lo que me ha ayudado.
Eva González Marcote
Durante los últimos meses, he estado trabajando con Rocío en sesiones de terapia, y ha sido una experiencia muy gratificante. Me ha permitido reorganizar mis pensamientos y encontrar claridad. En cada sesión, Rocío identifica con precisión los aspectos que requieren atención, lo que ha facilitado mi evolución personal de manera gradual pero significativa. Además, su habilidad para mantener las sesiones amenas ha hecho que el proceso sea aún más enriquecedor. Muchas gracias por vuestro trabajo! 🙂
Meritxell Donyate
Estoy muy contenta de haber encontrado el servicio de terapias online de Maria Palau y su equipo. Trabajo en remoto, y paso mi vida dividida entre dos puntos, por lo que el hecho de que la terapia sea online me facilita muchísimo la vida. Además estoy encantada con mi psicóloga Maria, desde el minuto uno me sentí súpercómoda con ella, me transmite mucha tranquilidad y seguridad, y con su ayuda y mi trabajo individual he notado mejora en pocos meses. No puedo más que agradecer el trabajo de este equipo y recomendarlas encarecidamente.
Maria Pilar Batet Jiménez
Un equipo de grandes profesionales!
Miguel In
Recomiendo absolutamente este gabinete. La primera sesión fue en noviembre de 2023 y desde entonces no he hecho más que mejorar. Esta mejora, no obstante, se la debo en especial a la psicóloga María Arrizabalaga, quien desde el primer día estuvo proporcionándome herramientas para poder avanzar. Su atención ha sido absolutamente adecuada, empática, agradable y profesional. En ningún momento me he planteado que la terapia no funcionara y, por otra parte, por primera vez he esperado con ganas el día de sesión para que siguiera ayudándome. Recomiendo cien por cien "Psicología María Palau" y, sobre todo, agradezco a María Arrizabalaga su atención.
Mireia Mollar Gumbau
Estoy enormemente agradecida por el trato adquirido y por los magníficos resultados que he conseguido. Estoy completamente satisfecha de la ayuda recibida y por supuesto gracias a Rocío por acompañarme en este camino. Poniendo de tu parte y siendo constante en cuanto al trabajo exigido, obtendrás resultados espléndidos como los que yo he alcanzado sin ser consciente de ello. No hay mayor regalo que adquirir por uno mismo conocimientos y aprendizajes que te sirven en el día a día. Si quieres puedes. Muchas gracias equipo. Felices fiestas. Una salutación.
fifi fernandez
Desde mi primera sesión ya sabía que era la mejor decisión que había tomado para mi...sólo palabras de admiracion y gratitud para ella y su equipo.
Sara Matias Marcos
Me paso por aquí porque me siento infinitamente agradecida a Rocío. La conocí por casualidad, qué suerte! Y decidí seguir con ella en su cambio. No sé cómo lo hace...pero estoy sanando la culpa enquistada que llevaba en mi 40 años. Gracias Rocío, por ser tan buena profesional y enseñarme a hablarme bonito☺️

¿Te gustaría saber más?

Soy  psicóloga sanitaria y trabajo con diferentes problemáticas relacionadas con el estado de ánimo, ansiedad, situaciones vitales estresantes (problemas familiares, laborales, de pareja…), relaciones sociales y autoestima tanto en adultos como en jóvenes.

Siempre he tenido mucho interés en investigar sobre el cerebro y la conducta humana, y por ello, combiné el grado de Psicología con la colaboración en un grupo de investigación en psicobiología. Al terminar la carrera, realicé el Máster en Psicología General Sanitaria.

Actualmente, combinándolo con mi trabajo como terapeuta, estoy haciendo el Doctorado en Psicología en la Universitat Jaume I, investigando sobre el uso de las nuevas Tecnología de la Información y la Comunicación (TICs) en la terapia psicológica, como son el uso de la realidad aumentada y la terapia online.

Nº Colegiada: CV16304

Soy  psicóloga sanitaria y trabajo con diferentes problemáticas relacionadas con el estado de ánimo, ansiedad, situaciones vitales estresantes (problemas familiares, laborales, de pareja…), relaciones sociales y autoestima tanto en adultos como en jóvenes.

Siempre he tenido mucho interés en investigar sobre el cerebro y la conducta humana, y por ello, combiné el grado de Psicología con la colaboración en un grupo de investigación en psicobiología. Al terminar la carrera, realicé el Máster en Psicología General Sanitaria.

Actualmente, combinándolo con mi trabajo como terapeuta, estoy haciendo el Doctorado en Psicología en la Universitat Jaume I, investigando sobre el uso de las nuevas Tecnología de la Información y la Comunicación (TICs) en la terapia psicológica, como son el uso de la realidad aumentada y la terapia online.

Nº Colegiada: CV16304

Entradas relacionadas

Entradas Realacionadas

Suscríbete y descarga gratis nuestro Manual de toma de conciencia en el momento presente + 40 tarjetas de acciones mindfulness imprimibles